NOSOTROS

SOBRE

NUESTRO LABORATORIO

En Laboratorios Laber desarrollamos desde 1990 una amplia gama de productos cosméticos para nuestra propia marca, Selene, así como fabricación a terceros.

Alberto Fernández, técnico y propietario, aplica su propio criterio a la hora de desarrollar un producto cosmético.

 

En primer lugar, es fundamental que el producto sea inocuo, en segundo, que sea efectivo, y en tercero, que sea lo más natural posible.

Posee una amplia experiencia en este fascinante mundo de las mezclas y la química.

 

Comenzó en 1979 como ayudante en uno de los más prestigiosos laboratorios del momento y, tras un amplio y constante aprendizaje, en 1990 creó Laber y la marca Selene.

No hay belleza sin imaginación y la belleza también la sabemos tratar.

Cuidamos al máximo la seguridad de nuestros productos y desarrollamos cosméticos de gran calidad y eficacia.

En nuestro laboratorio seguimos estrictamente las normas sanitarias europeas actuales, cumpliendo las Buenas Prácticas de Fabricación (UNE-EN ISO 22716).

Analizamos externamente el producto mediante un control microbiológico antes de su puesta definitiva en el mercado.

Confiar en la cosmética

es posible